Cuando las PYMEs oyen campanas en el marketing online, pero no saben donde.

En esta ocasión voy a reflexionar sobre la transformación digital de las empresas y algunos puntos -que considero- tienen mucho que mejorar.

Antes de nada, voy a aclarar que cuando nos referimos a transformación digital, no sólo nos referimos a dar el salto a internet o la venta online, sino también a la digitalización de los procesos de producción dentro de la empresa (gestión de stocks, logística, administración, etc.). No obstante, voy a tratar el tema principalmente desde el punto de vista de la presencia digital en la red y el comercio electrónico.

La transformación figital no sólo se refiere a la presencia en internet o la venta online, sino también a la digitalización de los procesos productivos de la empresa.

A pesar de que llevamos años inmersos en la transformación digital de las empresas, mi experiencia con PYMES me dice que aún nos queda un largo camino por recorrer en este sentido. ¿Por qué pienso eso?, muy sencillo, como anuncia el título de esta entrada, en materia de transformación digital y marketing online, las PYMES oyen campanas y no saben donde.

Aunque poco a poco el tejido empresarial español está “cambiando el chip”, aún encontrarnos con empresarios de la vieja escuela, o lo que es peor, nuevos empresarios con una mentalidad primitiva. Muchos de estos empresarios aún dejan la faceta digital de su negocio en un segundo plano, otros tantos se suben al carro digital sin saber muy bien ni cómo funciona, ni hacia dónde dirigirlo. Finalmente y en menor medida, quedan los auténticos neardentales de los negocios: aquellos empresarios que por desconocimiento o tozudos, prefieren quedar al margen del juego digital, de momento.

Como resumen de lo anterior, las PYMES están afrontando la transformación digital de dos formas: está la empresa que es consciente de la transformación digital y la necesidad de adoptar el cambio; Por otra parte, están las que se equivocan al considerar que eso no le afecta en el corto plazo.


¿Qué pueden mejorar las PYMES a la hora de afrontar la digitalización?

Cuando una PYME comienza su proceso de transformación digital y considera trabajar de forma explícita su marketing online, debe hacerse de manera que contribuya a mejorar y alcanzar sus objetivos.

Pese a ser obvio, la falta de conocimiento en materia de marketing digital hace que muchas PYMES pierdan el rumbo incluso antes de comenzar a trabajar su marketing en internet. Por ello, a continuación expondré los que considero puntos imprescindibles previos a dar el salto a internet con una empresa:

1. Empezando con las ideas claras: Definición de objetivos y motivación.

Para llevar a cabo la digitalización de nuestro negocio y obtener el mejor resultado, es importante definir unos objetivos claros desde el minuto uno:

  • ¿Qué pretendemos cuando damos el salto a internet?
  • ¿Cómo nos va a beneficiar nuestra presencia online?
  • ¿Cómo vamos a medir nuestros resultados en internet?
  • ¿Qué tiempo vamos a dedicar a la faceta digital de nuestro negocio?
  • ¿Qué presupuesto vamos a dedicar al proceso de transformación digital?

Estas son preguntas básicas que me gusta hacer a aquellas empresas que están pensando en iniciar su camino en internet, pero la más importante es: ¿estás realmente comprometido con la digitalización de tu negocio?

El compromiso con la digitalización de tu negocio es un requisito obligatorio. No vale dejar las cosas a medio camino. Considera todos los aspectos y comprométete si realmente quieres que tu empresa funcione en internet.

Una vez tengamos estos puntos claros, es momento de pasar al siguiente punto.


2. Trabaja sólo con quién cuide de tu proyecto tanto como tú.

Normalmente, las PYMES que comienzan sus andanzas en internet y el marketing online, cuentan con la ayuda externa de una agencia o consultora de marketing online. La elección de un partner para llevar a cabo la transformación digital de nuestra empresa, no debe hacerse a la ligera.

A la hora de elegir a nuestro aliado para llevar nuestra empresa a internet, con bastante probabilidad nos van a surgir dudas: ¿cómo elegir la agencia correcta?, ¿cómo sé si una agencia de marketing es barata o cara?, ¿una buena agencia siempre asegura un buen resultado?.

La elección de la agencia de marketing debe hacerse partiendo no sólo de nuestro presupuesto como PYME, sino también de otros factores que llegan a ser mucho más importantes:

  • La empresa que escojamos debe brindarnos asesoramiento en todo momento, pues se trata de una empresa experta en materia de marketing y proyectos digitales.
  • Por supuesto, esta agencia también debe mostrar compromiso con nuestro proyecto en todo momento: resolver tus dudas como empresa y ser proactiva en cada acción.
  • También es importante que una agencia de marketing online plantee unos objetivos realistas y medibles.
  • Por último y no menos importante, la agencia de marketing digital que elijas debe ser clara y transparente con los resultados y situación de nuestro proyecto.

Elige una agencia digital o a profesionales con una trayectoria constrastada para evitar sorpresas. En el marketing digital, lo barato también sale caro.

Aun sabiendo todo lo anterior, la decisión no siempre es fácil, pues en estos últimos años las agencias y freelance del sector digital han crecido como amapolas en primavera, y no todas son rigurosas ni de calidad. Por ello, es importante que elijas una agencia con un recorrido sólido y experimentada en proyectos digitales, aunque eso sí, en el sector digital la calidad se paga.


3. ¿Cuáles deben ser los puntos de partida para dar el salto a internet con tu empresa?

Una vez tengamos claro nuestro propósito y hayamos escogido una agencia especializada en este tipo de proyectos, debemos hacernos la siguiente pregunta: ¿cuáles son los elementos básicos para comenzar a posicionarte en internet?.

Para comenzar a dar presencia a tu negocio en internet, existen una serie de puntos que yo considero fundamentales:

3.1. Creación de una página web.

Por pequeña que sea tu empresa o simple que sea tu cartera de productos/servicios, contar con una página web es imprescindible para la transformación digital de tu empresa.

Una web es un espacio online en el que ofrecer información de tu empresa, sus productos o servicios, sus horarios y establecer un canal de comunicación sólido con tus clientes. Pero no sólo se trata de un sitio en internet en el que vender, informar o promocionar tus productos, es un elemento básico que contribuye positivamente a tu imagen de marca.

Si no cuentas con una web, la agencia que elijas te ayudará con la creación y desarrollo de la misma. Por otra parte, si ya cuentas con una web, no dudes en auditar su estado, pues uno de los principales fallos que cometen muchas PYMES es contar con una web desactualizada, de diseños obsoletos y con una pobre optimización para dispositivos móviles. Es más, en multitud de ocasiones podemos encontrar pequeñas empresas con webs tan destartaladas que es preferible ocultarlas al público.

¿Qué errores suelen cometer las PYMES con sus webs?

Muchas PYMEs cometen ciertos errores fáciles de corregir, pero que causan muy mala impresión a su imagen de empresa en internet:

  • No cuentan con una web, sólo con perfiles en redes sociales (y la mayoría de veces, poco actualizados)
  • Cuentan con una web preconfigurada, basadas en plataformas como Jimdo.com, Wix.com, WordPress.com o Blogger.com.

¿Esto es malo?, en absoluto. El problema viene cuando estas empresas crean su web usando planes gratuitos de estas plataformas, pues ofrecen diseños genéricos y poco personalizables.

Lo más grave es cuando en este tipo de webs, ni siquiera se emplea un nombre de dominio propio, sino que se usan subdominios gratuitos ofrecidos por estas plataformas. Es más común de lo que pensamos, encontrar webs de empresas con subdominios como miempresa.wordpress.com, miempresa.blogspot.com o similares. Muy poco profesional para una empresa.

  • Cuentan con una web personalizada y dominio propio, pero la tienen desactualizada en diseño y contenido. De los peores casos, es el mejor. Igualmente, contar con una web “hortera”, mal adaptada a móviles o con información obsoleta, también dañan la imagen online de tu empresa.

3.2. Páginas de empresa en redes sociales.

Otro de los puntos claves para la presencia digital de las empresas, son los perfiles en redes sociales: por ejemplo Facebook, Instagram o Google My Business. En los perfiles de empresa, lo ideal es comenzar a completarlos con información de contacto, información sobre tus servicios o productos, una cuidada imagen corporativa, y por supuesto, una atención impecable a la comunidad de followers.

La importancia de contar con ciertos perfiles de empresa en redes sociales, no es otra que establecer un canal de comunicación directa con tus clientes. Recuerda que las redes sociales son mucho más que un escaparate, pues ejercen de herramienta directa de atención al cliente.

Justamente por esto, es también importante cuidar la imagen y planificar meticulosamente los contenidos y comunicaciones que se hacen a través de estos medios. No debemos olvidar que tus publicaciones como empresa están a la vista de todos, y que la información se propaga rápidamente, para bien o para mal.

Por supuesto, es preferible que la agencia al cargo de tu proyecto online también trabaje Social Media, de manera que pueda afrontar la gestión y optimización de tus perfiles sociales adecuadamente.

¿Cómo elegir las redes sociales para tu empresa?

Como todo en esta vida, cada red social tiene su público, así que a veces es fácil elegir: escoge la(s) red social en la que se encuentra el tuyo, no hace falta tener presencia en todas. Tener presencia en todas las redes sociales puede ser contraproducente, pues tu público ideal puede no estar presente en todas ellas. Además, también debes considerar el enorme esfuerzo que supone gestionar bien (bien de verdad) todas ellas.

Entre los más habituales, las pequeñas empresas suelen contar con presencia en las siguientes redes sociales.

  • Página de empresa en Facebook.

Por lo general, Facebook cuenta con un público muy extenso y variado en sus características. Podemos decir que es “obligatoria” la presencia de tu empresa en Facebook.

Además, las páginas de negocio en Facebook cuentan con grandes posibilidades en cuanto a funciones y personalización. En esta puedes incluir desde la información básica, hasta incluso una tienda online.

  • Perfil de empresa en Instagram.

Los perfiles de empresa de Instagram son imprescindibles, sobre todo si tu empresa se orienta a un público joven o cuenta con productos/servicios muy visuales.

Hoy día (2018), Instagram es un potente escaparate para las empresas, pues también nos permite etiquetar productos/servicios en las fotografías. De esta forma nos aproximamos al usuario aún más, facilitando el acceso directo a los productos/servicios de nuestro “escaparate digital”.

Además, el perfil de empresa de Instagram puede vincularse al de Facebook, lo cual es muy que interesante de cara a generar campañas de publicidad PPC en ambas redes.

  • Ficha de Negocio en Google MyBusiness

Pese a que la red social Google Plus no es la red social más usada, tener presencia en los servicios de Google es siempre recomendable, sobre todo en cuanto a Google MyBusiness.

Google MyBusiness es la plataforma que nos permite tener una ficha de empresa detallada, en la que aparece toda la información de nuestra empresa, enlaces a la web, imágenes de nuestro negocio, así como la ubicación en Google Maps. Además, Google MyBusiness también nos permite realizar promociones destacadas que se muestran junto a la ficha de tu negocio.

¿Quieres que tus usuarios sepan todo lo relevante de tu empresa? (ubicación, horarios, teléfono, web, imágenes de tus instalaciones, etc.), pues Google MyBusiness es tu amigo.

  • Perfil de empresa en Twitter

La red social del pajarito azul también puede constituir una buena plataforma en la que dar presencia a tu empresa. Una de sus mayores utilidades es la de difundir información de utilidad y ofrecer asistencia rápida a tus clientes y usuarios, tal y como sucede con grandes marcas e instituciones; Por ejemplo: MediaMarkt, Policía Nacional o Guardia Civil.

¿Qué errores suelen cometer las empresas en sus perfiles sociales?

Las pequeñas empresas suelen fallar a menudo en los siguientes puntos en su gestión de redes sociales:

  • Contenido desactualizado.
  • Falta de atención a su comunidad.
  • Imágenes y contenidos de baja calidad
  • Falta de planificación de los contenidos
  • Frecuencia de publicación irregular.
  • Publicación de contenidos no relacionados con su temática o comunidad de usuarios

4. El marketing digital es muy ámplio: ¿Cómo repartir los huevos entre tanta cesta?

SEO, SEM, SMO, SMM, emailing, Inbound Marketing, etc. ¿qué es todo esto?, ¡qué locura!. No te preocupes, porque no tienes que tocar todos los palos del marketing online.

Lo ideal es escoger una estrategia en base a los objetivos de tu negocio, que como bien recomendé hace algunos párrafos, han de ser definidos con claridad, previo a cualquier paso que vayas a dar en el mundo digital.

Ahora es el momento clave, en el que la agencia de marketing online toma su papel clave como asesora y ejecutora de las acciones. Normalmente, se va a plantear un plan de marketing online, el cual contempla al menos con los siguientes puntos:

Fases de un plan de marketing digital
Fases fundamentales de un plan de marketing online.

Así pués, será la agencia quien te ayude a definir las acciones y a diversificar la inversión entre las distintas áreas del marketing online.

Entre los puntos clave del plan de marketing digital se encuentra la definición de un plan de acción y la creación de un plan de medición, independientes entre sí, pero necesariamente relacionados.Si bien es importante marcar los tiempos y el orden de las acciones, más importante aún es saber medirlas y analizarlas, pues ello nos permite detectar desviaciones en nuestros objetivos y reorientar nuestra estrategia online.


5. ¿Durante cuánto tiempo invertir en marketing digital?.

La digitalización de nuestro negocio y su paso a internet no constituye una acción puntual ni limitada, sino más bien un trabajo constante. Esto plantea el siguiente panorama a las pequeñas empresas:

  • Escenario 1

Afrontar una inversión periódica en marketing digital y el mantenimiento de su web. Bien sea contando con un profesional externo o una agencia especializada.

En este caso, las PYMEs suelen encontrar la barrera económica como principal freno, no obstante, resulta la opción más profesional y efectiva a la que podemos recurrir.

  • Escenario 2

Formar(nos) en marketing digital y aprender las tareas básicas de gestión de nuestra web. Esto nos va a permitir gestionar la división digital de nuestro negocio desde nuestra propia empresa.

La parte positiva es el ahorro económico que conlleva, aunque debemos considerar coste de tiempo y el nivel de especialización que pueda requerir nuestro negocio online.


Como conclusión: ¿Qué error suelen cometer las empresas al desarrollar su estrategia de digitalización?

El principal error es no ser consciente de la verdadera relevancia que tiene desarrollar una estrategia de digitalización bien definida, como si se tratara de algo paralelo a su negocio tradicional. Por supuesto, tampoco es bueno el lado opuesto: muchas empresas piensan que el negocio a través de internet es la gallina de los huevos de oro.

Por otro lado, uno de los grande errores es infravalorar el trabajo profesional de una agencia o especialista, pues aún oigo frases del estilo: “eso es caro”. No, el marketing digital no es caro; el marketing digital requiere una gran inversión de tiempo, análisis, y esfuerzo, que por supuesto, se paga.

En línea con lo anterior, otro error es recurrir a agencias o profesionales sin contrastar, cegados por un precio bajo, que en la mayoría de casos, retornará cero resultados y puede poner en juego la presencia online de tu negocio.

Finalmente, me gustaría volver a incidir en que la digitalización de una empresa por pequeña que sea, debe ser correspondida con un compromiso y constancia, no sólo en cuanto a inversión, sino en cuanto a atención.

Desde hace bastante tiempo, la presencia digital de un negocio y la digitalización de todos sus procesos, son algo tan básico como el suministro de luz o agua. ¿Dejarías tu negocio en manos de un mal electricista o un mal fontanero?, ¿dejarías de pagar la luz o el agua en tu negocio?. Os invito a sacar conclusiones.

¡Hasta la próxima entrada!.

Un saludo, Manuel.

Cerrar menú